martes, diciembre 11, 2012

Taxinomia de non inspectant entia

Tal día como hoy, en 1582, el Presbítero Arnaldi fue excomulgado y condenado a la hoguera por su manuscrito iluminado "Taxinomia de non inspectant entia" (Taxonomía de los seres inexistentes). Su negativa a retractatse, lo explícito de las ilustraciones y sobretodo su máxima "non inspectant semper est pulchrius" (lo inexistente es siempre más bello), en abierta oposición al argumento ontológico de San Anselmo, le situaron en el punto de mira del Santo Oficio. Un minuto de recuerdo para este incansable explorador de los mundos imposibles, inspirador -según algunos eruditos- del manuscrito Voynich.

6 comentarios:

Noemí dijo...

Los non inspectant entia vuelan, pero no existen :)

igniszz dijo...

Me congratula volver a ver éste tipo de entradas. Las echaba de menos, y a tí también. Saludos

MartinAngelair dijo...

Para personas como yo, que la fantasia forma parte de 'su realidad habitual y conocida',


...lo inexistente es vital.





Siempre sorprendes,...pero esta vez es más la alegría de encontrarte después de tiempo.




Besos.
B.N.C.M.

MartinAngelair dijo...

De vez en cuando, vuelo por aquí,... :)



...y tal día como hoy, pues ya me vas conociendo,...feliz Navidad.





Muchos besos.
B.N.C.M.

Osselin dijo...

Siempre es lo mismo en cualquier religión . Veamos lo que dice el Corán:

108. Di: "¡Hombres! Os ha venido, de vuestro Señor, la Verdad. Quien sigue la vía recta, la sigue, en realidad, en provecho propio. Y quien se extravía, se extravía, en realidad, en detrimento propio. Yo no soy vuestro protector".

El Talmud nos hace reflexionar en otro sentido:

"Dios hace sufrir a los que ama" lo cual es muy cruel pensando en Birkenau.

Pero el que se queda tan ancho es Buda:

"El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional."
Que todo esto no lleva a ninguna parte se demuestra en que la Santa Inquisición y Charles Manson acaben diciendo lo mismo:
""Tarde o temprano la voluntad de Dios se impondrá sobre todos vosotros, y a mí me condenasteis por ser la voluntad de Dios".

Curiosamente hoy han dicho en TV3 que el Vaticano tiene el sistema bancario menos transparente del mundo y que por ello les han inactivado todos los cajeros automáticos. Y no es broma. Mucha filosofía, pero el euro es el euro en Ciudad del Vaticano.

d:D´ dijo...

En cierta manera sí, pues en eso se basan todos ellos para seguir, año tras año, hablando "maravillas" de "su" creación...Es más bello.
Y en eso se basan sin miedo sabiendo que no los visitará jamás al no existir, por eso cometen tantas de las suyas. Aunque las cometieran les daría igual al saber que, en seguida, irían a pedirle a otro de sus colegas intercediese entre ellos para pedirle su perdón pues se sentía muy arrepentido. Claro, tan mala conciencia tenía que le remordía un montón su culpa. Puro sentimiento húmeico...
Si llegase a existir, automáticamente sería contingente y por lo tanto dejaría de ser necesario y supremo. En cambio, si no existe más que en la imaginación del propio hombre sacerdotal que lo inventa y desarrolla para someter a los otros bajo su concesión( sacada de la manga) o monopolio sobre la ética, moralidad; sólo para justificarse ante los demás del porqué se autocoronan líderes de eso, de cualquier otra cosa y espirituales...
Todo mentira
Breves saludos